Está bien documentado que las empresas, organizaciones e instituciones más exitosas, son las que obtienen de manera habitual RESULTADOS EXTRAORDINARIOS. Estudios recientes muestran  una correlación directa entre éstas empresas exitosas y el  nivel de enganche de sus asociados. Por enganche nos referimos al nivel de compromiso de los empleados con la empresa.  A mayor enganche, más exitosa la empresa y por ende, mejores resultados financieros.

¿Cómo se logra un alto nivel de enganche entre los empleados de una empresa?

Cuando los colaboradores sienten que: 

  • Tienen oportunidad de aprender y crecer;
  • Hablan con ellos acerca de su progreso;
  • Su trabajo es importante y tiene valor;
  • La misión o propósito de la empresa son claros;
  • Se toman en cuenta sus opiniones;
  • Se sienten escuchados
  • Hay alguien que fomenta su desarrollo profesional;
  • Su supervisor, ó alguien en el trabajo, se preocupan de él como persona;
  • Reciben reconocimiento continuo y frecuente por su trabajo;
  • Tienen la oportunidad de hacer lo que mejor saben hacer todos los días;
  • Tienen claro lo se espera de ellos en el trabajo; y
  • Reciben retroalimentación que los lleva a un proceso de aprendizaje,

“el nivel de enganche aumenta de manera acelerada”. 

 

Una de las estrategias más eficaces para lograr aumentar el nivel de compromiso  es mediante la transformación del JEFE DIRECTIVO a LIDER COACH, donde el líder pasa a ser un  coach  a través de la formulación de “preguntas poderosas” que tienen como resultado que su colaborador descubra y libere su potencial para incrementar al máximo su desempeño. De ésta manera, el líder coach se convierte en un mentor.

Cuando un jefe deja de ser directivo, crea un ambiente positivo, donde a través de escuchar, enseñar y  preguntar, logra empoderar a su gente creando un ambiente laboral cálido, obteniendo como consecuencia, mayor compromiso y enganche.

Por lo anterior, el estilo de liderazgo gerencial puede reforzar o debilitar los comportamientos que construyen fortalezas que dirigen al asociado a elevar su compromiso y desempeño.

Se vuelve vital desarrollar un plan para alcanzar los resultados claves del negocio que lleven a elevar el compromiso y nivel de enganche en la empresa.

El líder no puede trabajar solo, debe confiar en su gente y obtener resultados a través de ellos. El líder genuino se preocupa por el crecimiento y desarrollo de sus colaboradores, retándolos continuamente a buscar nuevos caminos. Los resultados son sorprendentes ya que aumenta la motivación, la creatividad  y  la pasión entre los asociados.

Es así, como el  líder coach, a través de su liderazgo, logra inspirar a sus empleados y con ello fomentar su compromiso y enganche en la empresa.

 

¿Y tú que eliges: imponer o desarrollar?

 

Susie Warman